Huérfanos son alimentados por un Restaurante que deja de vender una vez a la semana, para alimentarlos.

Las personas con mayor necesidades y desamparadas de Texas, son alimentadas por un Restaurante que deja de vender a los clientes una vez por semana, para dedicarse a dar comida a los que viven en las calles.

Aparte de los alimentos que le da el restaurante «Trucker`s Cafe», la dueña del restaurante Paulette Johnson les da ropas, zapatos y productos de higiene personal. Paulette  deja de ganar dinero un día a la semana, para dar comida gratis a los indigente. «Mi misión es llevar esperanza».

La calma de Paulette es ver felices a esas personas amparada. «Puedo sentir dolor pero cuando veo a esas personas necesitadas que pueden ser saciadas, el dolor se me va».

Paulette testifica que aunque es una gran responsabilidad y compromiso mantener un restaurante, siempre se puede conseguir el dinero suficiente para su mantenimiento y lo de los necesitados.

VEA Mirror, Alt, youtube icon
7 Cosas que no sabías sobre tu cuerpo

«Es lamentable ver a personas hasta llorando de necesidad, pero mientras pueda provocar una sonrisa en sus rostros, me siento satisfecha».

Los días que toca darles comida en el restaurante, se trata de que no falte nadie sin comer, y que todos se sientan bien. Algunos clientes del restaurante, están felices por el acto de esta mujer.

No podemos despreciar a nadie, muchas personas han podido salir de ese estado de necesidad. Su condición no impide que los abracemos y que reconozcamos que Dios está en el cielo, y se acuerda del pobre.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *