Isaías 30:15 ¡Estad quietos y confiad!

«En quietud y confianza será vuestra fortaleza». Isaías 30:15, parte B. 

Estar inquietándose y preocupándose, cuestionando y desconfiando es siempre una debilidad. ¿Qué podríamos hacer si nos consumiéramos hasta quedar en los huesos y en la piel? ¿Acaso podríamos ganar algo por tener miedo o por irritarnos? ¿Acaso no nos estaríamos volviendo incapaces para la acción, y trastornaríamos nuestras mentes para cualquier sabia decisión? Nos estamos hundiendo con nuestros esfuerzos cuando podríamos flotar por la fe.

VEAYouTube | emojidex - custom emoji service and apps
7 Cosas que no sabías sobre tu cuerpo

¡Oh, que tuviéramos gracia para confiar en Dios! El Santo de Israel ha de proteger y librar a los suyos. Él no puede arrepentirse de sus solemnes declaraciones y promesas. Podemos estar confiados de que cada palabra dada por Él se cumplirá y permanecerá a pesar de que las montañas fueran trasladadas.

Él es digno de que depositemos toda nuestra confianza en Él; y si mostráramos confianza y la consecuente tranquila, seríamos tan felices como los espíritus que están  delante del trono. Vamos, alma mía, regresa a tu reposo, y apoya tu cabeza sobre el pecho del Señor Jesús.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *